-Tu inventas artilugios voladores y zapatos para andar por encima del agua,¿qué sabrás tu de la vida?
+Sé que una vida sin amor, no es una vida.
¿Por qué cerramos los ojos cuando lloramos?¿Cuándo abrazamos?¿O cuándo lloramos? Porque quizás las cosas más bonitas no se ven a simple vista, pero se sienten en el corazón.

domingo, 6 de febrero de 2011

Quédate conmigo.

Sí, claro que hubo otros. Uno, dos, tres, quizás cuatro. Igual que hubo otras para ti (y seguro que más de cuatro) Pero eso no significa que esos besos me gusten más que los tuyos o que esas sonrisas me hagan sonreír a mí también. Que haya habido otros no significa que, en cada momento más insignificante del día, ya no me acuerde de ti. Sí, claro. Claro que hubo otros. Más guapos, más altos, más bajos o más feos. Más simpáticos o más antipáticos, más niñatos o más hombres. Más o menos. Eso da igual. Hubo otros, pero ninguno de ellos eres tú. Y yo te quiero a ti. Querer lo que viene a ser querer (sentir, tener miedo, el pulso acelerado) Eso, sólo me pasa contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario